Sopaipillas al Horno

8-junio por Fran Díaz

Nos encantan las sopaipillas, si. Pero en general se encuentran llenas de calorías y fritura, sin considerar el olor a fritanga con que queda nuestra casa cuando las hacemos. Y si compramos algunas para llevar para la once, son menos saludables aún. Pero no queremos dejar de comer sopaipillas… qué dilema.

Después de muchas pruebas – sopaipillas duras, quemadas, entre otros – vi la luz, y les traigo la receta perfecta para darle la bienvenida a este frío invierno. ¡Sopaipillas al horno!

Tip: Recomiendo asar el zapallo al horno para que no quede con tanta agua, sino la masa necesitará más harina de la indicada, y pueden quedar duras. Yo pelé y corté el zapallo en cuadros – grandes de 2×2 cms – y los puse al horno por 35 minutos aproximadamente. Deben estar blandos y completamente cocidos. Y si no quieres cortarlo, con solo partirlo a la mitad puedes meterlo al horno. Se va a demorar pasado una hora, pero el resultado es el mismo.

Ingredientes:

  • 1 taza y media de puré de zapallo tibio.
  • 1 taza y 3/4 de harina blanca con polvos de hornear.
  • 1 taza y 1/4 de harina integral (o de garbanzo o blanca sin polvos).
  • 1 y 1/2 cucharadita de sal.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o mantequilla derretida.

En un bowl, mezclar el puré de zapallo, con las harinas – idealmente cernidas -, la sal y el aceite o mantequilla. Mezclar con las manos hasta obtener una masa lisa y elástica.

En un mesón enharinado, y con la ayuda de un uslero o botella, estirar parte de la masa. Dejar entre 1/2 y 1 centímetro de altura, y cortar los círculos – yo usé un vaso ya que las quería pequeñas, como de picoteo.

Para llevar al horno, idealmente poner en una lámina de silicona o silpat para que no se peguen. En caso de no contar con una, poner en la fuente del horno con un poquito de aceite de oliva – pasar un papel aceitado – y poner las sopaipillas. Si quiere que se doren más, puede también pincelar con una gotita de aceite en la superficie, y luego llevar a horno precalentado a 200 grados por 5-6 minutos. Una vez pasado el tiempo, subir el horno al máximo, y dejar 2 a 3 minutos más, para que se doren.

Retirar del horno y ¡Comer! A mi me encantan con palta o pebre. Y cuando ya se enfrían, las caliento en el tostador de pan eléctrico y quedan fabulosas.

¿Te gustó esta receta? No olvides seguirme en Instagram y Facebook ;).

Últimos Post

Dejar un comentario