Leche de Coco Casera


Hace bastante tiempo que uso leche de coco para cocinar - me encantan los sabores thai o indios, y combina muy bien con las verduras en general - y cada vez que compraba una de esas latas en el supermercado, pensaba que era muy cara. Es por eso que empezó mi curiosidad por prepararla en casa, y se imaginan mi sorpresa cuando me entero lo fácil que es. ¡En tan sólo 20 minutos podemos estar disfrutando de nuestra leche de coco casera!

Para esta receta vamos a necesitar una juguera - básica, de casa - y un colador fino - o tela para colar. Estos dos utensilios, junto con agua y coco rallado - si, el típico que encuentran en el mercado - van a ser nuestros mejores amigos al preparar este delicioso brebaje. ¡Les aseguro que su bolsillo se los va a agradecer!

Ingredientes:

- 1 Taza de coco rallado.

- 1 Taza de agua hirviendo.

- 3 Tazas de agua fría.

Lo primero será remojar el coco rallado en el agua caliente, por al menos 5 minutos. Luego incorporar el agua fría, y procesar en la juguera por 10 minutos. Pueden comenzar en una velocidad baja y luego subirla al máximo.

Una vez procesado, se debe pasar por un colador fino o tela, para separar los sedimentos. Se pueden ayudar con una cuchara para presionar el coco. ¡Y la leche ya está lista! Debe mantenerse refrigerada, y dura hasta una semana. No se asusten si al pasar unas horas se ve distinta, es normal ya que el agua tiende a separarse de la grasa del coco. Sólo deben batirla y consumirla normalmente.

¿Qué hacer con el coco sobrante? Lo pueden poner al horno a fuego muy bajo - hasta que se dore - y convertirlo en harina de coco, o usarlo para hacer bolitas proteicas.

¿Te gustó esta receta? No olvides seguirme en Instagram y Facebook ;).

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.