Mantequilla de Maní casera


Tengo una debilidad por la mantequilla de maní, y cuando noté la gran cantidad de recetas que se pueden hacer con ella, decidí intentar hacerla en casa. No solamente es rica, sino que tiene menos grasa que la que venden en el mercado, y es mucho más saludable ya que no contiene químicos ni aceite extra. Manos a la obra! Vamos a necesitar:

- 500 grs de maní sin sal, tostado.

- Pizca de sal.

Solo se deben incorporar los ingredientes a la procesadora, y empezar a moler. A medida que se va calentando el maní, va soltando sus aceites naturalmente, por lo que no necesitamos incorporar nada más. Les recomiendo ir parando la máquina cada cierto rato, ya que algunas no están preparadas para tanto trabajo, y se pueden recalentar o fundir. 

Cuando ya vean que está líquida, prueben la textura que tiene, y que les gusta. En lo personal, me gusta lo más molida posible, casi líquida. Luego la traspasan a un frasco de vidrio, y la mantienen en un lugar fresco y seco.

Yo la uso para postres, hummus y colaciones. Se harán adictos!

¿Te gustó esta receta? No olvides seguirme en Instagram y Facebook ;).

Etiquetado:  Mantequilla maní fit

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.